La quinta del 73

La quinta del 73 rondamos los 38 o 39 y, por supuesto, no todos somos iguales. Los hay, como yo, de los hermanos mayores, pero también hijos únicos y pequeños de la familia.

En la mayor parte de los casos, nos hemos tenido que enfrentar, cuando terminamos nuestros estudios, al monstruo del paro, a lo difícil que resulta independizarse, al milagro de poder pagar una hipoteca y a la pesadilla de poder llegar a fin de mes con sueldos miserables. Os suena a los más jóvenes, ¿no?

Leer Artículo →