“Llámame”. El secreto de la amistad

Si alguna vez te acuerdas de mí, llámame. Como si nada, solo marca mi numero en tu teléfono y pregunta algo así como: “¿Qué tal todo?”. Seguro que yo te respondo: “Aquí andamos… Esperaba escuchar tu voz”. Probablemente también podía haberte llamado yo…

A veces pensamos que después de mucho tiempo ya no es tan apropiado llamar. Pero justamente de eso se trata una amistad: de que no se tengan en cuenta las circunstancias espacio-temporales; que seamos comprensivos y dejemos “volar” a nuestros amigos, y ellos a nosotros. Y que respetemos sus vidas, momentos, ausencias y presencias. Pero, eso sí, que sepan que en cualquier momento, por algo o por nada, pueden -y puedo- levantar el teléfono y decir: “¿Cómo va la cosa?”, y comenzar a charlar.

Pregunta algo así como: “¿Qué tal todo?”. Seguro que yo te respondo: “Aquí andamos… Esperaba escuchar tu voz”.

telefono

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s